Noticias El poder de los datos define la construcción de nuevas viviendas


Publicado el 18 de mayo de 2018 (Fuente El Mundo) por ZAV



El sector apuesta por la información

La demografía, la ubicación y un diseño flexible y eficiente configuran los grandes ejes que sostienen las promociones actuales.

La producción de hogares se basa hoy en la información, dejando atrás años pasados cuando el promotor lo hacía casi por intuición.

Hoy, los criterios a la hora de levantar una promoción se basan en el análisis de los datos, los estudios y la profesionalización de los agentes implicados. "Lo que ha cambiado es el parámetro fundamental, que es la demanda. Esa es la principal transformación respecto a la época anterior, que era más asimétrica. Por otra parte, también se tienen en cuenta las condiciones urbanísticas existentes para satisfacer esa demanda, que ahora está más segmentada", señala Fernando Moliner, consejero delegado de la promotora Activitas y miembro de la Junta Rectora de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima).

Además de la localización y situación en la que se prevé levantar una promoción hay que analizar la evolución demográfica. "Esa es una parte básica y también la más difícil. Hay que estar muy pendiente de ella y de los cambios de tendencia, pues hoy los jóvenes no buscan propiedades sino pagar por lo que consumen. Y ahí tiene mucho que ver la movilidad y el empleo", apunta Moliner.

Por otro lado, a diferencia de lo que sucedía antes, el cliente es el centro y la razón de ser del negocio. Hoy se escuchan sus necesidades y también sus expectativas. «Todo el sector está cambiando con las nuevas tecnologías, las redes sociales... el cliente manda. Y ello requiere la profesionalización del sector», sostiene Moliner.

En opinión de José María Ezquiaga, decano del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), "localización, bioclimatización y viviendas flexibles son cualidades cada vez más apreciadas por los compradores". Además de la tipología del hogar que se busca, la orientación de esa vivienda cada vez cobra más importancia.

Que el promotor se haya profesionalizado en este nuevo ciclo inmobiliario ha hecho que también su relación con los encargados del diseño de las viviendas que se quieren producir, cambie.

Hoy, según apunta Ezquiaga, "cada vez tiene más en cuenta disponer de un equipo de arquitectura que le dé no sólo una respuesta rutinaria, sino una respuesta innovadora".

La relación, por tanto, según defiende, es de mayor exigencia por parte del comprador y de mayor seriedad y rigor por parte de la promoción y su responsable.