Noticias El "Ladrillo" creará 100.000 puestos de trabajo en los próximos dos años


Publicado el 7 de diciembre de 2018 (Fuente El Mundo) por ZAV



Aumentan los perfiles de alta profesionalización en la construcción

Tras perder 1,5 millones de empleos durante la crisis, el sector trabaja por impulsar la formación y continuar captando nuevos trabajadores.

Buenas noticias para un sector que, desde 2015, trata de remontar su actividad constructora, la compraventa de viviendas y el empleo.

Este año, desde la asociación de promotores madrileños (Asprima) estiman que cerrará con una cifra de 100.000 viviendas nuevas, para las que se crearán 90.000 puestos de trabajo. La última EPA correspondiente al tercer trimestre del año apuntaba a que la construcción creo 85.600 ocupados más en el último año, siendo el segundo gran ámbito que mayor incremento se anotó, después de los servicios.

Y, ¿qué empleo se creará en los próximos ejercicios, en los que se prevén alcanzar entre 120.000 y 140.000 visados de obra nueva? «Calculamos que nacerán 100.000 puestos entre 2019 y 2020», asegura Daniel Cuervo, gerente de Asprima. Para cuantificar este número, la patronal ha realizado un cálculo con los datos de la EPA y la estimación que maneja para la construcción de cada vivienda: 2,4 puestos de trabajo. «En nuestro parecer, se trata de una cifra sensata de empleos para los siguientes dos años», subraya Cuervo.

Por otra parte, «la pérdida de empleos en la crisis conllevó perder mano de obra cualificada para determinados oficios muy específicos», señala Cuervo. Son los ferrallistas, encofradores, albañiles y especialistas en ladrillo vista, trabajos muy concretos que requieren años de experiencia. «Están muy demandados en estos momentos», recalca el gerente de Asprima.

Estas necesidades son transmitidas desde Asprima a las distintas administraciones autonómicas para que impulsen cursos de Formación Profesional (FP) a través de una de las organizaciones más comprometidas con el empleo y la formación en el sector desde hace 25 años: la Fundación Laboral de la Construcción.

Ganar en seguridad y en calidad vendrá de la mano de una mayor industrialización. Es decir, de impulsar la producción de casas en fábricas, donde el trabajo está más controlado, es más cómodo y las personas no se exponen a las inclemencias del tiempo.