Noticias Los británicos lideran la compra venta de vivienda en España pese al "Brexit"


Publicado el 2 de abril de 2019 (Fuente El Periódico) por ZAV



Los extranjeros adquirieron a lo largo del 2018 el 12,6% de las ventas del ejercicio

Los datos del Colegio de Registradores revelan buenas cifras en las operaciones de compraventa de viviendas en España.

Los británicos siguen siendo los extranjeros que más compran vivienda en España con un 15,5% sobre el total de las compras extranjeras que en el 2018 se situó en 65.400, un 12,6% respecto al año 2017. Según el Colegio de Registradores de la Propiedad, el brexit no ha tenido ninguna incidencia en la compraventa de viviendas que los británicos realizan en España y que en los últimos años se ha mantenido constante.

Los británicos continúan en cabeza seguidos de lejos por los compradores que provienen de Alemania (7,5%), Francia (7,4%), Bélgica (6,3%) y Suecia (5,8%). Para encontrar un país extracomunitario es necesario descender hasta el octavo puesto donde Marruecos es la procedencia del 4,8% de los compradores de vivienda extranjeros. Lejos queda, por tanto, el momento en el que los rusos copaban las compras de casas en España, una tendencia que ha ido cayendo en picado hasta suponer en la actualidad el 2,93% de las ventas totales, la décima posición.

Según Fernando Acedo-Rico, director de relaciones institucionales del Colegio de Registradores, «estamos ante un crecimiento sostenido, no estamos en un boom ni en una burbuja inmobiliaria», insistió, y justificó tal afirmación en que la venta de vivienda nueva es del 17%, frente al 50% que se daba en plena burbuja, así como que el número de licencias de obra nueva se sitúa en torno a las 100.000, cuando en la época del boom las licencias alcanzaron los 800.000 y en la gran crisis no superaron los 35.000.

Los españoles tardan 15 años de media en vender su vivienda, una cifra de récord, según el Colegio de Registradores. Desde el año 2013 se ha producido un crecimiento en el tiempo de estancia en la vivienda por parte de sus propietarios, alcanzando el 2018 el récord de permanencia en ella, con 14,8 años, una cifra que duplica la alcanzada en el año 2009 y que es un 4,5% superior a la del año anterior.

«El que la vivienda se mantenga en manos del propietario es un síntoma de que la vivienda se compra para ser usada y no para revender», explicó Acedo-Rico Hening. Sin embargo, no tiene en cuenta en su reflexión que puede haber una cantidad de estas viviendas que estén siendo usadas para el alquiler.