Noticias Frenazo en la construcción de vivienda: Caen la inversión, el empleo y la edificación


Publicado el 10 de febrero de 2020 (Cinco Días) por ZAV



Los visados de obra se hundieron un 25% en noviembre, mientras que la inversión pasó de crecer al 4% a inicios de 2019, a cerrar con una caída del 3,5%

El sector constructor vivió en 2018 un año de euforia, pero los buenos datos se han ido progresivamente desinflando conforme avanzaba 2019, hasta el punto de cerrar en tendencia negativa, ante la incapacidad de repetir por segundo ejercicio consecutivo las cifras excepcionales logradas un año antes, el mejor desde que se inició la recuperación del sector en 2015. Una evolución que parece acompasar la desaceleración de la economía española, pero sobre todo, el agotamiento del ciclo alcista inmobiliario, que ha hecho repuntar con fuerza y en muy poco tiempo los precios, y restado capacidad de compra de vivienda.

En 2019, la inversión residencial prácticamente se estancó, mientras que la aportación al PIB del sector constructor se redujo a la mitad con respecto a 2018. Los empleos en el sector también se resintieron y cerraron el año con caídas.

Según los datos de Contabilidad Nacional publicados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inversión en vivienda en España se frenó en seco en 2019, ya que apenas subió un 0,8%, tras el fuerte incremento del 6,6% registrado en 2018. El último trimestre acabó en números rojos, con una caída de la inversión en el sector residencial.

La moderación que atraviesa el sector también se evidencia en el número de nuevos proyectos de viviendas. Los datos recientes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana muestran que los visados de obra nueva se desplomaron un 25,5% en noviembre respecto al mismo mes 2018.

A falta de los datos de cierre de año, todo parece indicar que en 2019 se habrán iniciado de cerca de 105.000 casas, muy lejos de las 150.000 que los promotores estimaban como cifra de “velocidad de crucero” y a cierta distancia también de las previsiones hechas por Servihabitat a finales de año, que preveía alcanzar las 125.000.