Noticias La compraventa de viviendas cae un 3,3% en 2019 y registra su primer retroceso desde 2013


Publicado el 12 de febrero de 2020 (El Mundo) por ZAV



Los expertos señalan a dos factores principales como desencadenantes de dicho frenazo: el impacto de la nueva Ley Hipotecaria y la inestabilidad política de los últimos meses del año

El balance de compraventa de viviendas de 2019 deja un regusto agridulce. El lado negativo es que el número de transacciones cayó en España un 3,3% respecto al año anterior, lo que supone el primer retroceso interanual de este indicador desde 2013; el lado positivo es que la cifra de operaciones, 501.085, superó el medio millón de ventas, un nivel simbólico que el sector ha logrado mantener por segundo año consecutivo pese a la ralentización del mercado en la segunda mitad del año (cifras publicadas este martes el Instituto Nacional de Estadística).

Los expertos llevan meses advirtiendo del reajuste que se está produciendo en el sector inmobiliario y, concretamente, en el residencial, y señalan a dos factores principales como desencadenantes de dicho frenazo: el impacto de la nueva Ley Hipotecaria y la inestabilidad política de los últimos meses del año, generando sensación de incertidumbre e inseguridad jurídica entre los compradores, que en muchos casos, han optado por paralizar sus movimientos hasta encontrar un panorama más seguro.

Los analistas valoran con cautela los últimos retrocesos y aseguran que el mercado se encuentra en una fase de "normalización" y "estabilización" de cara a los próximos meses, por lo que no descartan nuevas caídas en las transacciones y una ralentización en el ritmo de subida de los precios.

En 2019, el 81,5% de las compraventas correspondieron a viviendas de segunda mano, mientras que el 18,5% fueron de nueva construcción. Ambos segmentos están teniendo un comportamiento muy diferente y es precisamente la segunda mano lo que está marcando el frenazo en las operaciones.

Así, mientras la compraventa de vivienda usada cayó un 4,2% en 2019 (408.241 en total), la compra de vivienda nueva se incrementó un 1,2% respecto a 2018 (92.844).

No obstante, los ciudadanos siguen encontrando notables dificultades para acceder a una vivienda en propiedad. Las condiciones para obtener crédito inmobiliario se han endurecido en nuestro país y la oferta disponible no es suficiente para cubrir una demanda cada vez más creciente. "Ahora mismo, la demanda de reposición y los inversores son los que han tirado del sector durante estos años", apunta un experto de Fotocasa.

Ese desfase entre oferta y demanda está tensionando los precios, especialmente en algunas ciudades y comunidades, agravando aún más los problemas de accesibilidad de sus habitantes.