Noticias La inversión inmobiliaria se desploma un 75% en marzo por la incertidumbre del COVID


Publicado el 31 de marzo de 2020 (El Confidencial) por ZAV



En el mes de marzo, apenas se han cerrado operaciones por importe de 841 millones de euros, frente a los 3.400 registrados en marzo del año pasado

La crisis del coronavirus ha provocado un duro golpe al mercado inmobiliario español en su conjunto. Si el año pasado se batieron todos los registros en cuanto a inversión inmobiliaria tras alcanzar los 35.000 millones de euros, la declaración del estado de alarma el pasado 15 de marzo ha provocado el frenazo de las operaciones y de la inversión inmobiliaria.

De hecho, la inversión del mes de marzo se ha desplomado un 75% respecto al mismo mes de 2019, mientras que la comparación trimestral arroja también una caída del 13% respecto al primer trimestre del año pasado —de 7.900 a 6.900 millones de euros—, un porcentaje mucho menor, por lo que pone de manifiesto que la inversión inmobiliaria en España se encaminaba hacia un buen ejercicio en 2020. De hecho, en enero y febrero del año pasado, la inversión sumaba 4.600 millones de euros, mientras que en los dos primeros meses del año nos encontrábamos en 6.000 millones, según datos del algoritmo DAO de Addmeet, el portal de subastas y ventas privadas 'online'.

El coronavirus ha tenido un impacto en el mercado inmobiliario en su conjunto. Residencial, oficinas, centros comerciales, hoteles... Todos se han visto afectados en mayor o menor medida. "El sector inmobiliario está reaccionando de manera muy diferente. Por un lado, están los inversores en activos comerciales, y por otro, el sector residencial, que está viendo con gran preocupación el parón absoluto de ventas y la posibilidad de que se le paralicen las obras", explicaba recientemente en un vídeo Mikel Echavarren, consejero delegado de Colliers International.

María Romero, consultora en Afi, coincide en señalar que el sector inmobiliario, en su conjunto, no ha sido ajeno a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. "Todos los segmentos se verán afectados en mayor o menor medida", señala, aunque se muestra especialmente preocupada por el residencial, donde se verán alteradas la oferta y la demanda.

"Las expectativas de revalorización de la vivienda se verán afectadas, ya que el precio de la vivienda está correlacionado con la actividad económica, de ahí el impacto negativo de la crisis sanitaria y económica. Si se desinflan estas expectativas, aquellos que se estaban planteando comprar una vivienda es muy probable que dilaten la decisión al menos hasta observar una recuperación del mercado residencial", señala Romero, quien no descarta que "pueda afectar negativamente a determinadas estructuras empresariales del sector de la construcción, así como a sus proveedores, y abocarlas a la desaparición".