Noticias Desplome de venta de pisos inicial y cruzar los dedos para final de año


Publicado el 1 de abril de 2020 (El Confidencial) por ZAV



La venta de casas sufrirá un parón total durante abril y mayo. En verano se iniciará una tímida recuperación, y en diciembre se recuperará la normalidad de 40.000 viviendas vendidas al mes

La venta de casas experimentará un parón prácticamente total durante los meses de abril y mayo. En junio, julio y agosto, se iniciará una tímida recuperación, para volver a los niveles mensuales previos a la crisis a final de año. El sector residencial no será ajeno a la crisis económica que ha provocado el coronavirus, pero no será el sector más afectado.

El consejero delegado de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, considera que, teniendo en cuenta lo sucedido tras otras crisis pandémicas cono el SARS de 2003 en Hong Kong, tras el golpe inicial, el sector inmobiliario retomará la tendencia de precios y transacciones previa al estallido de la crisis. También Carlos Smerdou, consejero delegado de Foro Consultores, observa con cierto optimismo la recta final del año, con un mercado prácticamente normalizado hacia el mes de noviembre.

Sociedad de Tasación cree que la venta de viviendas puede caer desde un 15% o un 20% a muy corto plazo, hasta un 40% o un 45%, si bien cree que podríamos volver al entorno de las 40.000 viviendas mensuales hacia final de año, lo que permitiría al sector recuperar el punto de tendencia de unas 500.000 ventas anuales.

Los dos próximos meses se presentan complicados para el sector promotor con la práctica inexistencia de compraventas en abril y mayo, puesto que prácticamente solamente se han cerrado aquellas operaciones que ya estaban en marcha, con contrato de arras e hipoteca pre concedidas.

"Todo va a depender de lo que dure esta situación, es indudable que en lo último que está pensado alguien ahora es en comprar una casa", reconoce Carlos Smerdou. Según Juan Fernández-Aceytuno, "a principios de año, ya se observaba un cambio de tendencia, especialmente en ciudades como Madrid y Barcelona. Y es muy importante tenerlo en mente porque es clave para entender del punto del que partíamos".

La venta de viviendas puede caer desde un 15% o un 20% a muy corto plazo, hasta un 40% o un 45%

Respecto al impacto de la crisis en el mercado de obra nueva y segunda mano, Fernández-Aceytuno reconoce el retraso en las obras, pero no cree que vaya a ser el sector más perjudicado. De hecho, prevé un mayor golpe para el sector de locales y centros comerciales, oficinas o el hotelero, frente al logístico, caballo ganador de esta crisis.

Los problemas que ya venía arrastrando el residencial seguirán persistiendo: accesibilidad, de acceso a la financiación o de precios.