Noticias "HELP TO BUY", el plan británico para comprar vivienda por el que apuestan los promotores


Publicado el 19 de mayo de 2020 (El Mundo) por ZAV


"Ayudas para la compra" (Help to buy). Con este nombre, el Gobierno británico lanzó en 2013 un programa para incentivar la adquisición de nuevas viviendas entre sus ciudadanos

Este plan permite financiar la compra del inmueble hasta un 95% con un aval parcial del Estado. Esa idea lleva tiempo encima de la mesa de los promotores y las entidades bancarias en España, y el Gobierno admite que es una de las alternativas que estudian para facilitar el acceso a la vivienda en nuestro país y dinamizar el mercado. Se reconoce la conveniencia de impulsar la colaboración público-privada para financiar iniciativas que agilicen la recuperación de la economía tras la pandemia. En lo que respecta a un plan Help to buy a la española, subrayan que, de llevarse a cabo, se haría extensible a todas las entidades bancarias con el objetivo de que llegase a todos los ciudadanos posibles.

De salir adelante, el ICO (Instituto de Crédito Oficial) jugaría un papel central. Por norma general, los bancos conceden hipotecas por un importe que ronda el 80% del valor de la vivienda, mientras que el cliente tiene que aportar el 20% restante. "El planteamiento sería ampliar el importe concedido hasta el 90-95% y que esa diferencia esté garantizada por avales procedentes del ICO", explica Daniel Cuervo, secretario general de APCEspaña (Asociación de Promotores Constructores de España) y director general de Asprima.

El sector financiero en su conjunto aplaudiría a dos manos que se aprobara una medida de esta naturaleza para reactivar el mercado hipotecario, aunque creen que en estos momentos no es algo prioritario.

Los bancos remarcan que el problema del acceso de los jóvenes a la compra de una vivienda no es nuevo y consideran que el coronavirus va a empeorarlo todavía más. En este sentido, desde el resto de entidades financieras presionan para que se pongan en marcha el resto de medidas anunciadas por Fomento, entre las que se incluye la construcción de un parque de 20.000 viviendas públicas.

Reino Unido el programa Help to buy no ha estado exento de críticas pues muchos propietarios aprovecharon el aumento de la demanda para elevar también los precios de sus casas, por lo que el proyecto terminó provocando el efecto contrario al que perseguía y también hay quien asegura que una parte considerable de los préstamos fueron a parar a personas que no necesitaban de esas ayudas para adquirir una vivienda.

Teniendo en cuenta el pasado reciente en España respecto al ladrillo, otro de los riesgos que pueden plantearse ante este tipo de iniciativas es que vuelva a gestarse una burbuja de crédito inmobiliario en el mercado. En este sentido, Daniel Cuervo asegura que no se trata de abrir una especie de barra libre de hipotecas, sino que los créditos se concederían a personas "que cumplan con los requisitos de solvencia y garantías necesarios, para evitar que ocurriera lo que ocurrió en el pasado".