Noticias El sector inmobiliario teme otro freno en el desarrollo de ARCOSUR


Publicado el 20 de mayo de 2020 (El Periódico) por ZAV



El precio de los pisos subió un 8% en Aragón en el último año

El mercado inmobiliario aragonés contiene la respiración ante lo que está por venir como consecuencia de la crisis económica originada por el coronavirus. Una de las primeras consecuencias de este nuevo ciclo recesivo puede ser que vuelva a paralizarse el desarrollo de viviendas en Arcosur, en Zaragoza capital.

«El desarrollo masivo de este barrio ya preveíamos que iba a ir con lentitud, pero ahora se abre un paréntesis claramente», auguró Fernando Baena, presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) de Aragón. «Un plan tan ambiciosos va a tener limitaciones», aseguró, aunque «no peligran» las promociones en marcha y ve «más salida» a las que están situadas cerca de Valdespartera o Rosales del Canal. Sobre el futuro del sector, apuntó que «viene un camino difícil» porque el mundo inmobiliario es «sensible» a la caída de la actividad económica, pero consideró prematuro poder medir este impacto negativo y los efectos sobre los precios y la demanda.

Fernando Montón, director general de Plaza 14, afirmó que «hoy por hoy» no prevé una caída de precios en obra nueva, que «difícilmente pueden bajar por el incremento de los costes de construcción». También ha destacado que en el caso de su empresa no se ha cancelado ningún contrato de compraventa de vivienda a raíz de la crisis sanitaria y solo el 1% ha solicitado una flexibilidad en el pago de cuotas.

En el primer trimestre, el número de compraventas registrado en Aragón ha tenido un ligero descenso del 0.06% con respecto al trimestre precedente y del 2,63% con respecto al mismo trimestre del 2019. Este descenso trimestral ha sido especialmente intenso en vivienda nueva (-5,35%), dando lugar a un ligero crecimiento en vivienda usada (1,60%).

El precio de la vivienda ha seguido creciendo durante el último trimestre del año en Aragón (2,47%), manteniendo una notable intensidad y fortaleza. La tasa interanual se ha situado en el 8,69%. En vivienda usada el crecimiento trimestral ha sido del 1,91% y el interanual del 8,75%, mientras que la nueva presenta un incremento trimestral del 3,01% e interanual del 5,14%. En las capitales de provincia la intensidad del crecimiento ha sido mayor, registrando niveles interanuales superiores al 10%.