Noticias El efecto colateral del covid: escasez de obra nueva dentro de dos años


Publicado el 5 de diciembre de 2020 (El Confidencial) por ZAV



España retrocede a niveles de 2016 en cuanto a la construcción de viviendas

España retrocede a niveles de 2016 en cuanto a la construcción de viviendas. Es el daño colateral originado por el coronavirus, que ha llevado a las promotoras a retrasar muchos proyectos cuyos lanzamientos estaban previstos para este 2020. La crisis económica, pero, sobre todo, la incertidumbre en torno a la duración de la pandemia y el impacto sobre los hogares, han impuesto la cautela en el sector .

En 2021, según estimaciones de Colliers International, "podríamos ver una reducción de la actividad de viviendas iniciadas del 30% respecto a 2019..

"Tras la crisis de 2008, la actividad promotora fue reduciéndose hasta alcanzar un mínimo en 2013. Desde entonces, la actividad ha venido creciendo de una manera constante y sostenible. En el año 2019 se alcanzó, la mejor cifra de visados en una década.

Según destaca Colliers International, la actividad en el primer trimestre de 2020 apenas se vio afectada por la pandemia, pues solo se contrajo un 3% respecto al trimestre anterior. Un retroceso en línea con la tendencia decreciente del tercer y cuarto trimestre de 2019.

"Los promotores posiblemente eran conscientes que durante 2019, la absorción de vivienda no llegaba a cubrir el producto que salía al mercado, por lo que pudieron reducir el ritmo de producción. Sin embargo, el segundo trimestre sí que ha estado afectado por la crisis sanitaria.

¿Se construye más de lo que se vende? Basta con echar un vistazo a los datos de absorción. Es decir, aquellos que muestran la relación entre el número de transacciones y viviendas terminadas y ratio fundamental para conocer si el mercado goza de buena salud. Así, por ejemplo, valores próximos al 100% indican que hay equilibrio entre la oferta y la demanda. Se vende todo lo que se construye. Valores por encima del 100% ponen de manifiesto que la capacidad de compra está por encima de la producción. Por el contrario, valores por debajo del 100% indican que la demanda no llega a cubrir la oferta y el stock se incrementa.

En 2019, la demanda apenas era capaz de absorber 100.000 casas/año, lo que pudo llevar a las promotoras a echar el freno a proyectos.

Las provincias que mejor comportamiento han tenido en el primer semestre de 2020 han sido Guadalajara, Guipúzcoa, La Coruña, Huelva y Jaén, Madrid, Vizcaya, Alicante, Murcia y Almería.

Desde esta consultora estiman que, a corto plazo, "la situación de incertidumbre económico-laboral de las familias nos hace pensar que la demanda continuará contrayéndose mientras no se consiga solucionar la crisis sanitaria, por lo que va a ser muy difícil reducir el stock de vivienda nueva durante los próximos meses".

Y concluye, "los promotores son conscientes de las incertidumbres que la crisis sanitaria ha generado en este mercado y algunos prefieren retrasar la salida de algunos de sus proyectos para un poco más adelante".