Noticias El virus congela vivienda: La inversión sufre la mayor caída trimestral de la serie histórica


Publicado el 1 de mayo de 2020 (El Confidencial) por ZAV



Los datos muestran un desplome trimestral de la inversión del 12%, casi el doble que el porcentaje registrado en el peor momento tras el estallido de la burbuja inmobiliaria

La venta de viviendas se ha frenado prácticamente en seco y ya hay indicadores que ya empiezan a mostrar el daño real que ha sufrido el sector residencial durante el último mes y medio.

Como los revelados este jueves por la contabilidad nacional del Instituto Nacional de Estadística (INE). La inversión en vivienda se ha desplomado más del 12%, el doble que el porcentaje registrado en el peor momento tras el estallido de la burbuja en 2008 Si ampliamos el punto de mira hacia la inversión en el sector de la construcción en su conjunto —es decir, en vivienda y en otros edificios y construcciones no residenciales—, el impacto del coronavirus es también evidente. La inversión en este primer trimestre de 2020 ha caído casi un 10%. "Son datos previsibles. Prácticamente, ha sido imposible escriturar ventas o visitar físicamente inmuebles durante unos 20 días de marzo, y normalmente enero y febrero son meses más flojos que los del último trimestre del año anterior", explica a El Confidencial Mikel Echavarren, consejero delegado de Colliers International. "Respecto a la construcción, las obras han estado paradas completamente dos semanas, algo que no había ocurrido jamás".

Aunque el mercado residencial ya venía mostrando síntomas de agotamiento. Y la inversión en vivienda comenzó a perder fuerza a principios de 2018.

Y como vienen sosteniendo los expertos, lo previsible es que, al igual que sucedió en 2003 en Hong Kong con el SARS o más recientemente en China tras el regreso paulatino de la actividad económica, el mercado residencial volverá —previsiblemente— en unos meses al punto previo al estallido de la crisis y mantendrá la tendencia que existía en ese momento. Es decir, si la tendencia de ventas y precios era hacia la estabilización, esta se mantendrá. Además, este desplome de la inversión ha tenido un impacto directo sobre los empleos. Así, por ejemplo, los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del mes de marzo revelan 40.000 afiliados menos, con casi 320.000 parados y una tasa de desempleo del sector del 23%.

La crisis del coronavirus ha provocado un duro golpe al mercado inmobiliario español en su conjunto, no solo en el residencial.

Para conocer el impacto real sobre las ventas y sobre los precios, aún será necesario esperar varias semanas, incluso meses. No obstante, son muchas ya las previsiones de expertos, compañías inmobiliarias y entidades financieras que comienzan a poner sobre la mesa sus peores escenarios.

El desplome de las transacciones se verá alimentado, en gran medida, por el parón en el segmento de segunda mano, ya que los particulares que quieren vender sus casas llevan casi un mes y medio sin poder enseñar sus viviendas y este mercado representa el 80% de las transacciones.

"Se espera una fuerte caída de la vivienda de segunda mano, más que en obra nueva, porque hay poco 'stock' y el que hay estaba prácticamente vendido antes de que empezase la crisis", explica a El Confidencial Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas.

"En este sentido, pensamos que el precio de la vivienda de segunda mano, pero también de costa, va a bajar mucho, entre un 15% y un 25%, ya que hubo mucha gente que compró como inversión y necesita liquidez