Noticias Buenas noticias para los promotores: bajan los costes de construcción por la pandemia


Publicado el 9 de febrero de 2021 (El Confidencial) por ZAV



Los costes de construcción, aquellos que tantos quebraderos de cabeza han dado al sector promotor y que han contribuido a encarecer el precio de la vivienda, han echado el freno

Los costes de construcción en edificación residencial han descendido un 3,8% en 2020, sensiblemente por debajo del 5,23% de 2019, según refleja el Índice de Costes Directos de Construcción que elabora Construcciones ACR, que achaca este descenso a la incertidumbre provocada por la pandemia del coronavirus, al tiempo que considera que una vez superada la situación pandémica, podrían volver los incrementos.

El descenso se debe principalmente a la bajada de los costes de mano de obra y, en menor medida, al precio de los materiales. “Estas cifras deben tomarse con gran cautela y responsabilidad, porque están muy influenciados por la crisis sanitaria y no está claro que se vayan a mantener en el tiempo”, explica el director general de ACR, Guillermo Jiménez, quien destaca cómo algunos oficios han contenido sus precios ante el descenso de proyectos en otros segmentos de mercado, anticipando también el previsible descenso de nuevos proyectos residenciales para la venta, como llevan meses advirtiendo los expertos del sector inmobiliario.

"Antes de que comenzara la crisis sanitaria, los costes directos de construcción comenzaban a situarse en niveles razonables de márgenes para la mano de obra. Todo parecía apuntar a un crecimiento moderado y estable de los precios a medio plazo ", explica Jiménez, quien considera que, esto hace prever que, una vez superadas las incertidumbres y recuperada la normalidad en el arranque de nuevos proyectos, es muy probable que los precios recuperen los niveles anteriores e incluso continúen por la senda alcista".

“En ACR somos moderadamente optimistas. Detectamos demanda de vivienda, interés entre los inversores y promotores dispuestos a iniciar proyectos.

Los elevados costes de construcción son un problema que arrastra el sector residencial desde hace casi un lustro debido, principalmente, a la enorme escasez de mano de obra, cuya destrucción masiva se produjo tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2008 sin que se haya podido recuperar lo suficiente desde entonces.

Esta enorme escasez de mano de obra ha sido la que ha disparado los precios de la vivienda al alza, puesto que los materiales de construcción, aunque con ligeros incrementos, han permanecido mucho más estables. Los expertos calculan que un aumento de los costes de construcción del 40% se traduce en pisos un 20% más caros. Y es que, si el precio del suelo representa en torno al 35% del coste total de la obra, los costes de construcción ya suponen el 50%.

El directivo de ACR destaca el papel que puede jugar para el sector el alquiler residencial. "El posible descenso de producción ligada a ventas de vivienda, por la difícil situación de la economía y el empleo, se podría compensar con la construcción de vivienda en alquiler, lo que podría hacer que los precios retomen la senda prevista".

Jiménez explica que "los proveedores son cautelosos a la hora de crecer y asumir riesgos, algo que ha sido positivo para afrontar esta crisis en mejores condiciones que otros sectores, pero no dejará de ser un contratiempo mientras se siga apostando por las formas tradicionales de construcción".