Noticias El sector residencial acaparará un 25% más de inversión este año


Publicado el 13 de febrero de 2021 (El Economista) por ZAV



El sector inmobiliario tiene buenas perspectivas para este ejercicio

El inmobiliario ha logrado sobrevivir a la crisis sanitaria con una resistencia mayor que otros sectores económicos, si bien, no todos los segmentos de este mercado se han comportado igual en 2020 y tampoco les espera el mismo camino este año.

En general las previsiones son buenas, con un aumento previsto de la inversión del 15% en 2021, un porcentaje que en el caso del residencial será mayor, ya que según los datos que maneja Gesvalt, en este caso el incremento podría ser de hasta el 25%.

El sector residencial llega en 2021 al punto del cambio de ciclo, con contracciones en los precios y reducción en las cifras de operaciones. Sin embargo, las expectativas para el sector en el próximo año son favorables, "sobre todo, si consigue mantener los datos que hemos visto durante los últimos meses del año 2020", explican desde la firma, que cree que la obra nueva tanto en venta como en alquiler se comportará mejor que la vivienda de segunda mano teniendo en cuenta su evolución en el pasado ejercicio.

Desde la consultora esperan además un importante descenso en el volumen de nuevas promociones durante los próximos ejercicios, "ya que las principales inmobiliarias cotizadas han rebajado sus previsiones de desarrollo para los próximos cinco años hasta el medio millón de viviendas".

"La previsible crisis económica y la destrucción de empleo que ya hemos observado en 2020 va a suponer un aumento en las restricciones sobre el acceso a la compra de vivienda para algunos colectivos, la opción del alquiler vuelve a cobrar gran fuerza para 2021. No solo se convierte en la única opción viable para un porcentaje de la población, sino que puede ser una muy buena elección debido a su temporalidad, para acometer la incertidumbre del momento actual", apunta Gesvalt.

A comienzos de 2020, el sector de las oficinas comenzaba con unas muy buenas perspectivas. Todas estas previsiones se vieron truncadas en el momento en que el confinamiento dejó las oficinas vacías, despertando gran incertidumbre, lo que provocó que este tipo de activos perdieran el primer puesto en cuanto a volumen de inversión.

A pesar de la incertidumbre, los nuevos desarrollos siguen su curso y en 2021 "se incrementará el parque de oficinas, ampliándose en un millón de metros cuadrados en los próximos dos años, que se concentrará casi en su totalidad en Madrid y Barcelona", apunta la firma.