Noticias Se prevé el mayor salto del precio de la vivienda en la Eurozona


Publicado el 20 de octubre de 2021 (El Economista) por ZAV


El riesgo de una crisis es bajo: no hay boom de la construcción ni crediticio

Después de pasar los peores meses de la pandemia, la actividad de la compraventa de viviendas se ha reactivado sin dejar de subir los precios a un ritmo más alto que en los últimos 30 años.

En la zona euro, el precio de la vivienda ha subido un 6,8% entre abril y junio según los datos de Eurostat, la agencia de estadística de la Comisión Europea.

La escasez de oferta y un alza de la demanda dará alas a la vivienda a final de 2021. Este movimiento estará liderado por los países del norte.

Ricardo Amaro, economista senior de Oxford Economics, anticipa que el crecimiento del precio de la vivienda en la Eurozona aumentará al 8% interanual en el cuarto trimestre de 2021, un crecimiento no visto en 30 años.

El problema de la subida de los precios, ya que hay más demanda que oferta, es la mayor dificultad para acceder a una vivienda y el encarecimiento de los precios de los alquileres.

Debido a que los tipos de interés llevan mucho tiempo bajos, la vivienda es una buena inversión, pero puede ocurrir que se produzca una corrección en los precios ante unas valoraciones excesivamente altas, aunque por ahora no parece probable.

A diferencia de la anterior crisis, esta vez los aumentos de precios más fuertes se están dando en los países centrales y los bálticos con Luxemburgo en primer lugar seguido por Alemania, los Países Bajos y Austria. El escenario de un boom inmobiliario es todavía poco probable. Y en caso de que llegara, el riesgo que representaría para la economía en su conjunto sería muy inferior al de otros estallidos de burbujas anteriores ya que en este caso no hay una burbuja crediticia, por lo que el alcance de una corrección en el mercado inmobiliario no afectaría al resto de la economía a través de los canales financieros.

El mercado inmobiliario de España está entre los más estables y sostenibles. Se parte de una sólida posición de partida de los hogares, una mayor prudencia de los bancos en la concesión de crédito y una oferta de vivienda nueva que no alcanza las 100.000 unidades al año.

El escenario más probable habla de una desaceleración de los precios en los próximos años a medida que el rally de la vivienda y una subida de los tipos de interés progresiva comiencen a 'destruir' demanda. "Es probable que cada vez haya menos compradores que puedan pagar los precios actuales si los tipos de interés suben, lo que debilitaría la demanda". Aunque este proceso puede desembocar en una corrección de precios a medio plazo, el impacto de la economía debería ser limitado.