Noticias El precio de la vivienda sube al mayor ritmo desde 1991 en la eurozona


Publicado el 14 de enero de 2022 (El Economista) por ZAV


En España, Francia o Italia los precios crecen entre un 4 y un 7% anual

El último dato publicado por Eurostat (la agencia de estadísticas de Bruselas) revela que el precio de la vivienda está subiendo a mayor ritmo desde 1991. Hay una alta demanda, escasez de materiales y trabajadores, tipos de interés en mínimos y elevada inflación.

Los países del norte están mostrando las mayores subidas de precios: Países Bajos (16,8%), Alemania (12%), Luxemburgo (13,4%), Austria (12,9%), Lituania (18,9%)... Mientras que en España (4,2%) o Italia (4,2%), el precio se mantiene algo más contenido.

La demanda de vivienda ha resistido en toda Europa, incluida España. Con la pandemia ha aflorado el ahorro acumulado y se han dado unas condiciones de financiación favorables.

Las mayores subidas y las más sorprendentes se están produciendo en Alemania, Luxemburgo o Países Bajos, donde la renta de las familias se ha incrementado durante la pandemia, las tasas de ahorro son históricamente altas y los hogares buscan en el inmobiliario una suerte de oasis para combatir la inflación e intentar mantener su poder adquisitivo.

Hay poca oferta por la escasez de materiales y de trabajadores para la construcción. El encarecimiento de las materias primas y los problemas en las cadenas de suministros podrían suponer un lastre para la oferta. Según datos de Eurostat, los costes del sector están creciendo en septiembre por encima del 12% anual (máximo histórico) y los precios de ciertos suministros, por encima del 16%.

Con esta combinación de factores el resultado es una vivienda más cara (tanto primera como segunda mano) y retrasos en la terminación de promociones en construcción. El aumento de la demanda y la falta de oferta provoca un alza en los precios, sobre todo, de vivienda nueva. En los próximos años se espera que las subidas de precios se moderen hasta alcanzar cierta estabilidad en 2023 a medida que la oferta se vaya adecuando a la demanda y los tipos de interés comiencen a subir.