Noticias Se necesita invertir en ladrillo 13.000 millones para satisfacer la demanda de los seniors


Publicado el 8 de junio de 2022 (El Español) por ZAV


Es la cifra necesaria para alcanzar los objetivos marcados por la Organización Mundial de la Salud de 5 camas por cada 100 seniors.

El sector inmobiliario para mayores en España tiene una doble vertiente. Por un lado, a nivel nacional, los seniors buscan activos localizados en ubicaciones familiares y por otro, la demanda internacional prefiere áreas alejadas de los centros de las ciudades y silenciosas.

Actualmente en España hay 380.000 camas de senior living de todas las tipologías. Es decir, 3,1 por cada 100 seniors. Para llegar a la ratio de 5 camas por cada 100 seniors será necesaria una inversión de 6.000 millones de euros sólo si se quiere mantener la ratio actual. Para alcanzar la me-ta propuesta por la OMS serían necesarios 13.000 millones de euros hasta 2030, según un estudio de Atlas Real Estate Analytics y Fragua.

La población de 60 o más años en España ha aumentado un 11% entre 2015 y 2021. Así como la movilidad con un incremento del 29% entre 2015 y 2019.

El número de proyectos de residencias y esquemas de independent living en curso ha aumentado en el último año y medio. No se trata sólo de residencias pues está el llamado independent living o active adult living. Se trata de pisos para mayores independientes con alta movilidad y algunos aún en activo. Así como el assisted living o care homes o Residencias de mayores. Son pisos para mayores independientes, con alta movilidad y algunos aún en activo. Luego están las residencias de ancianos tal y como las conocemos. Indicadas para mayores de-pendientes que no requieren los mismos servicios de diversión que los independientes.

También hay que incluir el senior couhousing. Es un modelo cooperativo de vivienda para personas mayores con requisito de edad mínima, autogestionado y cuidado mutuo.

Y, por último, las estancias temporales en alguno de los modelos antes reseñados para recuperación de enfermedades, posquirúrgicos o daños físicos. O, también, por vacaciones de cuidado-res privados.